no chatea con corruptos ni delincuentes

¿Un ministro que no ata ni desata?

El manejo de los problemas de su portafolio de parte del ministro de Cultura, Rogers Valencia, que nos dejan más dudas que certezas

Mulero

Jose Japa

Publicado: 2019-01-30

Últimamente, las cosas parecen que tienden a empeorar en el aún cuestionado Ministerio de Cultura. Esta vez, un nuevo hecho nos hace pensar si el actual titular del portafolio Rogers Valencia es la persona más idónea para ocupar el máximo cargo de llevar a cabo los lineamientos de política cultural en el país. 

Hace poco, un programa dominical presento el lamentable estado del Archivo General de la Nación que guarda, en escrito, la memoria histórica de nuestro país. Se pudo observar que en el local ubicado en el sótano del Palacio de Justicia se encuentra en deporable estado y no guarda la más mínima condiciones técnicas y ni siquiera de espacio, ya que miles de documentos históricos se encuentran hacinados y lo que es peor, no se encuentran inventariados y mucho menos digitalizados.

Indudablemente, es urgente que se adopten las medidas inmediatas para preservar nuestra memoria escrita y eso requiere mano firme y declaraciones contundentes, pero lamentablemente vemos al ministro Valencia dar explicaciones tibias, inseguras, que no nos da la seguridad que en un futuro cercano el Archivo General de la Nación pueda contar con un nuevo espacio, amplio y con todas las especificaciones técnicas que permitan preservar y hasta recuperar documentos de incuestionable valor, que dan un sentido a nuestra historia.

A esto sumamos el robo continuo de manuscritos con contenido histórico, de invaluable importancia, como documentos con las firmas de grandes personalidades de nuestro pasado, como Miguel Grau, José de San Martín, Ramón Castilla y muchos más. Lamentablemente, tampoco tenemos, de parte del ministro, respuestas contundentes, ni lineamientos sólidos que permitan erradicar de una vez por todas estas mafias enquistadas desde hace tiempo dentro de los locales del Archivo General.

El titular de Cultura ha anunciado que para el 2021, año de nuestro Bicentenario, el Archivo General de la Nación contará con una nueva sede, pero cuesta creerle y más bien aseguraría que, de seguir manejando así el Mincul, no durará en el puesto siquiera hasta julio de este año.

Es que, en el poco tiempo que esta en el cargo (18 de diciembre del 2018), el ministro valencia viene demostrando poca capacidad en resolver problemas que tienen que ver con el manejo de una sólida política cultural.

Y es que los cuestionamientos a su labor para solucionar de raíz los problemas en su ministerio son reiterativos, sino vasta ver el controversial manejo de las dos muestras cerradas (la de Falun Dafa y de los egresados de la Escuela de Bellas Artes), pero que a decir de los expositores, fueron censuradas ilegalmente.

Asimismo, tenemos la polémica anulación de una multa a la empresa que dañó patrimonio en Cusco para construir el hotel Sheraton, amparándose, el ministerio de Cultura, en vicios administrativos y por el cual el Congreso de la República lo va interpelar para el esclarecimiento del caso.

Y ahora tenemos el problema del Archivo General de la Nación.....que más vendrá


Escrito por

José Antonio Japa Rojas

Periodista de locales que un día entró, sin avisar, a culturales y de allí nadie me saca


Publicado en